EU

Deseo de vivir

deseo de vivir

Hace 15 días que me pregunto; si tuviese todo el dinero del mundo sería feliz?

Hace 15 días que me pregunto; qué me hace feliz? Qué me hace triste? Qué es la felicidad? Quién soy yo?

No sabía contestar, con la fuerza del sol de verano de Rio de Janeiro, la fuerza del sol de las 12 horas, que es capaz de freír a uno huevo en la carretera. Ahora, tengo más dudas.

Supe que la mujer de un compañero, tiene solo 6 meses de vida. Ella tiene solo 42 años, pero tiene solo 6 meses de vida. Y yo que quiero vivir hasta los 104 años? Pero no quiero la vida insípida que llevo hoy. Quiero emoción, quiero pasión, quiero vitalidad.

Miro para tí, jugado al sillón, mirando la pantalla y pienso; y si el médico comenta que tienes solo 6 meses de vida? Me quedaré triste y te lo daré todo lo que me pida, pero no tendré como borrar la notícia y darte la vida que no tuviste mientras tenía tiempo. Para vivir, primero de todo, hay que desear vivir, no sobrevivir.

Ahora mis dudas son mayores, si descubro que las personas que hoy son más importantes para mí, se mueren en 6 meses, qué hago? Parte de mí contesta que me voy junto de tanto llorar, parte de mi dí que sobrevivo y aprendo a vivir.

No quiero que te vayas para que aprendas a vivir!

Ahora puedo contestar a otra pregunta, no necesito de todo el dinero del mundo para ser feliz, necesito solo del justo para pagar las cuentas y comer con algun lujo. Lo que necesito para ser feliz es que tu decidas vivir y no sobrevivir.

Anúncios
Padrão
EU, Relacionamentos, Sentimentos, Viver na Espanha, Viver no Exterior

DSC01469

Jamás pensé que un día tendría una mascota. Cuando niña tenía miedo y celos, mi padre tuvo unos cuantos perros y todos, sin duda, tenían más conforto y eran más amados que yo. Eso me dolía mucho y por eso no me gustaban los perros y gatos, sobretodo los perros.

Mi hijo fue el responsable por me enseña que podría amar a un perro. Él insistió tanto en tener un mejor amigo a casa, garantizando que no lo dejaría acercarme, ni hacerme daño. Lo creí y permití la entrada de Rufus en nuestras vidas. Llegó hace casi 2 años, en su momento tenía 3 meses, era tan pequeñito que no fue capaz de tener miedo, el pobre tenía mucho más miedo. Le demos los cuidados necesarios y hoy es el terremoto de nuestra casa. Corre por todos los lados, juega con sus juguetes y nos mima con cariñosas lambidas.

Rufus tiene la capacidad de mudar mi animo, como en un pase de magia. Mismo en mis peores días de trabajo, cuando llego a casa él viene a me recibir con alegría. Muchas veces llego y lo veo sentado a butaca, junto a ventana, basta que me vea a calle para que levante las orejas y empiece a ladrar informando a todos de casa que estoy llegando. Busca el primero que encuentra y ladra, indicando que me abra la puerta. Cuando llego a puerta él esta allí, abanando la cola en una velocidad abismal, que le hace requebrar todo su cuerpo como si fuese romper. Ya, si llegó y Rufus no está a ventana, cuenta mi marido que él deja de jugar o despierta y mira en dirección a la puerta del piso. Así que entro al edificio él se acerca a puerta y ladra, diciendo; mamá llegó! En este momento, pula y me regala muchos besos mojados. Cuanta alegría! Imposible no cambiar mi animo al llegar a casa.

Rufus, tus abuelas no saben de tu existencia. Caso lo sepan nos llamarán de locos. A mi me dá igual, no importa. Ellas no tienen idea de lo que una mascota como tu puedes hacer por una persona, un niño y una familia. Te agradezco a cada momento que estuviste a mi lado. Cuando estuvimos todos enfermos a casa, cuando tuve una de las peores crises de depresión de mi vida. Cuando mi marido no sabía que hacer, por no tener trabajo ni dinero. Cuando mi hijo no tenía amigos para jugar. Aun, recuerdo la dolor y tristeza que nos abatió cuando huiste a calle, y la pronta alegría por encontrarte, bendito chip!

Rufus, no tienes idea lo grande que eres. No te das cuenta de todo lo que nos ha enseñado y aportado. No hay dinero no mundo que pague lo amor que tenemos en esta casa, las guerras que vencemos, todas con tu enseñanza. Dicen que los perros fueron humanos en otra vida, no lo sé. Algunas veces creemos que mi padre ha encarnado en ti, no lo sabemos. Sea como sea, eres “El Puto Amo” aquí en esta casa. Gracias por nos enseñar el verdadero amor. Te quiero!!!

IMG_20190103_170856_443 (2)

Padrão
Viver na Espanha, Viver no Exterior

Relato de fin de vacaciones

paz3

Hola queridos lectores. Lo sé que a principio de mis vacaciones he prometido hacer fotos y publicaciones diarias, pero… la vida se me puse pata arriba. De momento no puedo comentar las cosas que me han pasado, la verdad es que aun no me han pasado, estoy junto al ojo del huracán. Lo bueno es que no es un huracán malo, tiene matices de malo pero en realidad creo que es muy bueno, no lo sé, solo estoy especulando.

Para los que me conocen de mucho tiempo deben pensar que estoy pillada, más que ansiosa. Confeso que si, pero solo un poco. Comparado con lo que soy, estoy muy tranquila. En estas vacaciones me programé para cumplir con diversas tareas, las que listé en este otro post, no he conseguido hacer todas, justo por el huracán que llegó (jeje), pero tuve tiempo para leer y refletir, lo que fue muy importante para mi equilíbrio. Pude detectar puntos donde estaba fallando y otros donde he crecido muchísimo. Y, lo más importante de todo, definí un camino a percorrer, de una forma que no me haga daños, como venía me haciendo, así me siento más dueña de mi vida y con mi coche bajo mi control.

Y que tiene eso a ver con vivir no exterior, o en España? Sencillo, cuando llegué quería conquistar las personas, hacer amigos. Quería pronto tener una vida similar a que tenía em Brasil, pero a mi no fue posible. Y, la verdad, es que creo que no sea tan fácil para conquistar su espacio en otro País. Hay que comprender la cultura y valorar muchas cosas a la vez. Al intentar conquistar las personas y me espacio, al mismo tiempo que estaba aprendendo novos procesos de trabajo y una cultura distinta, metí la pata y me olvidé que en primero lugar, siempre estoy yo.

Lunes vuelvo a trabajar, como dijo mi jefe, vuelvo a la guerra, pero ahora, tengo herramientas distintas para esta pelea y la voy a ganar, si o si, esta guerra es mía.

ganar la guerra sin pelear

Padrão
Viver na Espanha

Depresión

Tengo la necesidad de comentar una cosa. Tengo depresión. No lo sé si el verbo correcto sería tengo o estoy con, tener o estar, en este momento me dá igual. Hay días que miro por la ventana y, mismo que tenga un lindo día afuera veo todo gris. Hay días que levantarme de la cama es más dificil, otros más fáciles.

Tomo la medicina recomendada por el médico, la pedi. Empezaba a tener unos pensamentos que asustaron más a mi que a mi família. Creo que ellos creían que era una necesidad de mimo por mi parte, no comprenden lo cuanto me molesta y me lleva para la habitación oscura las dificultades de la vida, en este momento. Si, siempre fue la persona fuerte. La que movía la casa, la vida… pero ahora, uf… Como me cuesta.

Si, necesito de mimos, pero más que mimos, necesito que la vida me dê señales de que puedo creer en Dios y en las personas. Lo dejé de creer. Hace poco creía en energias, en el pensamiento mágico, en Dios y en muchas personas. Ahora, ya nada. Será por la depresión o será por la dureza de la vida lejos de mi País y de mi zona de confort? Puede ser, después de tanto luchar, mi alma pede un tiempo de refrigério, pero lo que encontro en la vida es la necesidad de luchar más y más.

Vivir en España tiene muchísimos puntos buenos, pero hay uno que me molesta sobremanera, mi trabajo, la fuerte presión que tenemos por números y la poca, mejor, poquísima pasta que cobramos. Llegar al día 10 y ya no tener dinero para un pequeño lujo como tomar una caña es muy duro. Pasar días a calle, sin comer, pues me preocupa no tener dinero para que mi família pueda comer me quita las ganas y las fuerzas. Y al trabajo, dicen que la culpa es mia, que soy la única responsable por no cobrar más, una vez que ellos me lo permitem cobrar cuanto quiera con las muchísimas ventas que puedo hacer. Pero como, si ni todos los clientes quieren mi servicio o producto? Pero como si ni todas las personas o negócios eston abiertos a estar con mi empresa? Tengo compañeros que cobran mucho más do que yo, no lo sé lo que hago de errado para no conseguirlo. Hago más puertas, más números, pero al final soy solo un número a empresa y tengo que aportar con ventas, que las aporto, pero sin puntos, o que no me leva a cobrar comisión.

Eso todo me quema y me deja con la sensación de derrota. La culpa no puede ser solamente mia. Es verdad que cresci mucho desde que empezé aquí en esta empresa, pero, sigo cobrando lo mismo y mi marido sigue sin trabajo. Con lo que cobro y lo que tengo que gastar a calle, para trabajar, no llego a finales de mes. Y este es lo unico punto que me deja asi tan mal. Todos los días miro ofertas de trabajo, me apunto a todas que imagino que tenga posibilidades, pero siempre veo mi curriculum ser descartado sin ni posibilidad de entrevista, eso me derrota más y más. Algo tengo que hacer, pues ya no creo más en Dios y ni en el pensamiento positivo. Dejo de creer en las personas, pues no veo oportunidades, ni verdades.

No lo sé que hacer, si llegué hasta aquí, tengo que conseguir salir deste bajon y llevar mi vida a otro sítio. Intento viver el minimalismo, par no gastar lo dinero que no tengo, pero más que nada para limpiar mi mente de tantos pensamientos que me ahogan el este mar revuelto, donde no sé me defender.

Si Dios existe, este es el momento para que Él me estenda su mano y me acolla. Los problemas que tengo, solamente existen por dinero, es por eso que acabo maldiciendo el dinero. Lo sé que no es lo correcto, pero, a misma forma que me ponen culpa por no ganar, intento poner la culpa en otro, y el pobre dinero se torna el culpado.

Voy a cambiar… voy a resistir, voy a sobrevivir, voy a resurgir. Soy fuerte y lo puedo. Empezo ahora, cerrando esta página y caminando hasta otro cliente, con ganas de hacerlo mi cliente del día.

Venga ya, a trabajar y reverter la situación.

Padrão
EU, Viver na Espanha

Portomarin

Hoje estou trabalhando em Portomarin. Foi uma grande surpresa conhecer esta pequena cidade, um Pueblo, como chamam por aqui. Tem uma arquitetura e um astral que me encantou. A principal renda é o turismo, perdi a conta de quantos albergues e bares que encontrei aqui.

20181003_151956.jpg

20181003_151855Parei para comer num dos bares que estava cheio de peregrinos, muitos ingleses, uns poucos chineses e um italiano encantador que me pediu ajuda para falar por telefone. Ele queria reservar uma cama num albergue que está a 10 km daqui de Portomarim e falando Italiano ninguém o compreendia, nem eu. Mas a lingua dos sinais e do olhar amável muda tudo. No final ele se foi feliz, por seu caminho, rumo a cama reservada por 10€, e eu fiquei com o coração agradecido por ter ajudado uma pessoa. Mas como dizia, o restaurante está cheio de peregrinos, a maioria ingleses, pela aparencia tem mais de 60 anos e a maioria são mulheres, lindas, com seus cabelos brancos e loiros, em cortes diversos, mas sempre muito bem arrumados. Mulheres vaidosas com apenas um batom e uma roupa simples, complementada pelas bufandas coloridas.

20181003_152056

20181003_151938

Não faço o caminho de Santiago, mas acabo viviendo o meu caminho de Santiago, viajando diariamente por Galícia a trabalho e conhecendo pessoas. Em alguns lugares faço breves amigos, que marcam meu dia com um sorriso e uma palavra amigável. Vejo a natureza e a arquitetura deste novo País que vivo e me pergunto, sempre, porque não vim antes? Não sei responder, não há resposta para o tempo, há coisas que acontecem em nossa vida no tempo exato da vida, e não conseguimos mudar.

Padrão
Sem categoria

Poço sem fim

Perceber que os valores que sempre quis transmitir para o meu filho, não são os seus valores me faz sentir culpada. Culpada por não ver que ele tem uma personalidade própria e muito distinta da minha. Culpada por esperar que ele responda como desejo. Culpada por dar mais tempo e dedicação a ele do que a mim mesma. É como se o avião tivesse despencado e eu tivesse me preocupado em salvar a vida do meu filho e de seu pai, e deixado a minha para o fim, acreditando que sou a super mulher maravilha, e ao fim, descubro que não. Não sou essa mulher, perdi a eles e a mim mesma.

Um poço sem fim se abriu diante de mim e não tenho visão do fundo, apenas um poço estreito, comprido e muito escuro. Tenho que descobrir uma forma de me agarrar a uma dessas pedras para não cair no fundo do poço, mas também posso descobrir uma forma de aprender, rapidamente, a voar. Assim fico livre de toda esta opressão que corrói meu coração.

Padrão
Sem categoria

Melhor que acabe, agora.

A imagem que tenho tua é de um homem grande, com a cabeça enorme que podería ser sinônimo de seu grande intelecto, mas não é o que percebo. Um homem com o aspecto que não me atrai em nada, nem como amigo, muito menos como amante. Sim, pelo que sei você é um bom funcionário, toda uma vida dedicada a mesma empresa. Para mim não é um mérito, mais sim comodismo e medo de arriscar a ser algo melhor na vida. Você se satisfez com o salário recebido, a velha casa pequena e desordenada. O velho fusca, que já não anda, ali parado no corredor que leva a casa.

Quando te conheci eu não tinha uma lata de cerveja na mão, mas você insiste em dizer para todos que sim, eu tinha. Entendo que esta é a ideia que você tem, de uma ilusão, queria que a mulher de seu amigo fosse uma alcóolatra como você. Sim, não tenho outro adjetivo para te dar. Sempre o excesso de bebida e comida, as largas gargalhadas causadas pelo alcóol, a voz forte e alta que se escuta da esquina. Não crio ilusões contigo, não pertenço e nem quero pertencer a este mundo.

Confesso que tentei, por um bom tempo busquei formas de me aproximar, mas as pessoaws que giravam ao seu entorno, não me diziam nada. O favelês que escutava em sua casa gritava ao meu ouvido e me deixava com forte enxaqueca, tudo divergia do mundo que vivi e do colégio francês que frequentei. Não sou mais nem melhor, só busco uma vida diferente, quero viajar e conhecer a arquitetura, a cultura, os costumes. Não me contento em conhecer os bares e a comida.

Podemos viver os dois num mesmo mundo, só não podemos estar os dois numa mesma casa por mais de 3 horas. Você não me convence e seu tom debochado me eriça a alma. Melhor que se vá, mesmo que fale que não sou cordial e educada. Que posso esperar de ti? Que compreenda que não sou feita da mesma matéria que você? Que entenda que seu amigo, por algum motivo, que nem eu mesma sei, me escolheu para estar 20 anos a seu lado? Sim, 20 anos, não entendo como chegamos tão longe. Uma criança disse, ele ao lado deste amigo sorri como nunca vi. Então que faz comigo se lhe tiro o sorriso? Melhor que acabe agora, melhor que não complete 21, nem 30. A vida é única e curta demais para viver sem sorrir e ao lado de alguém que não te alegra.

Melhor que acabe, agora.

Padrão