EU

Día 3 – caí, pero al abrazarme me sostuve

depresion dia 2

Ni todos los días son iguales de fácil. Mi día 3 fue una pedrada, duro de matar.  Recibí  una carta que no esperaba, sabía que eso pasaría, pero no creía que lo harían como lo hicieron, ni ahora. Somos números, no importamos para nadie. Antes de la llegada de la carta, mi sexto sentido ya estaba a flote y tuve una crises de ansiedad brutal, no respiraba, me molestava la espalda, no me sostenía en pie y tuve que acostarme. Por suerte mi hijo estaba a casa y me ayudo, hice una masaje con un producto natural que tengo para dolores, me dio las pastillas y me quedé allí, hasta que me tranquilicé. Luego después me llegó la carta. Al momento percebi, que ya había sofrido por antelación, por eso era momento de me sentir libre, sin pensar en las consecuencias de la carta, sin pensar en futuro y ni en pasado, solo en el ahora. Me cuestioné, por hoy, lo que me cuenta esta carta es lo que quero? Quiero irme? Sí, lo quero, seguro que quiero, fue mi respuesta, entonces ya está, estoy libre. Así fue que logré tranquilizarme y dejar que la ansiedad no volviera a mi cuerpo.

Yo soy mi mejor amiga, yo me cuido. Comprender que no puedo gestionar lo que hacen, ni lo que piensan las otras personas es importante, pero más que eso, no debo esperar nada de los demás, en especial de los que no me fío. Este que me envió la carta, desde que lo conocí dije, no me encaja, es como una serpiente, no vale la mierda que caga. Lo dito ahí está, me metió una cojonuda (con el perdón de la palabra). Pero si, por uno breve momento me recuerdo de un momento exacto de mi pasado, cuando otra persona, de quien no me fiaba en nada, lo hice igual, que puedo contarme?

– Ahh, que si ya superé una vez, lo haré novamente, tranquila, yo soy fuerte.

Sí, yo soy mi mejor amiga y la persona que más me amo, por eso soy fuerte y me cuido. El momento es para esto.

Anúncios
Padrão
EU

Día 2, depende solamente de mí

cambio_1Sí, una o otra persona me lo había dito y no me encajaba. Creía que la mejora vendría con la ayuda de uno profesional; uno psicologo, uno psiquiatra o mismo con uno bueno medico de cabecera. Pero, al oír lo que dije la dueña de la farmacia, que poco me conoce, pero que fue al grano y me describió con tamaña precisión, que ni mi madre lo haría tan bien, paré y pensé…

Si, la mejora depende solamente de mí. Sólo yo puedo hacer algo para salir del agujero que me encuentro. Comprender que los bajones son necesarios y productivos para uno, que señalan la necesidad de imponer limites y aprender, de una vez, a decir NOs y SÍs, según mi visión y valores. Dejar de aguantar callada pues eso me cansa y me enferma. Eso y otras tantas cosas.

La realidad es que llegué a este punto por un cumulo de situaciones; muchas horas de trabajo a calle (en 12 horas y 15 horas al día), café en exceso, tabagismo, nada de agua, alimentación desregrada (en poquísima cantidad o en exceso, sin contar con la falta de alimentos de calidad), pocas horas de sueño, mucha preocupación y estrese con diversas situaciones de la vida y familia. O sea, hice todo lo que no debía.

Ahora que yo me deparo con lo que hice conmigo, llego a conclusión que no me amé y, no me respeté como merezco. Hay personas que dicen que no debo hacer así, otras concuerdan conmigo, dicen que las principales decisiones deben ser pensadas y planificadas, pero la acción debe ser tomada de forma abrupta e inmediata. Yo voy a arriesgar, ya medité y decidi lo que quiero, y voy a la acción comenzando hoy.

  • Dejar de fumar, no tengo cigarrillo en casa y no voy a comprar. Esta acción me trae benefícios para la salud y para el bolsillo.
  • Voy a beber una botella de agua por día.  Tengo una botella azul, que me encanta y no la uso. Voy a usarla! Hoy consumo muy poca agua, un vaso al día, dos como mucho. Con esta botella voy a consumir litro y medio. Lo que me dará muchos beneficios. Hidratación de mi cuerpo, piel, pelo y ojos, lo que además me trará brillo y belleza para mi piel y pelo.
  • Cuidar de mi sueño, hacer la higiene del sueño por la noche, que resulta en:
    •  no ver la televisión, ni el móvil después de las 22 horas;
    • no dormir con el móvil en mi habitación;
    • tomar una cena ligera, como mucho a las 22 horas, cuanto más tarde, más ligera;
    • poco antes de irme a cama, tomar una ducha, con agua tibia, para relajarme;
    • agradecer a Dios, o al Universo, como queira llamarle, por las cosas buenas de mi día, por la comida, mi vida, mi familia y tantas otras cosas que puedo observar, incluso puedo escribir un diario para que tenga reflejado, al largo del año, todas las cosas buenas que tuve por lo que agradecer a cada día;
    • y, por fin, cuando acostarme, me olvidar de los problemas, de los medos y solo concentrarme en mi cuerpo, en relajarme, en mi respiración tranquila hasta que durma.

Tengo otros objetivos para cambiar mi vida y salir deste agujero, pero los que ya apunté son muy importantes y me harán trabajar mucho. Es poco, pero a la vez é muchísimo!!

Manos a la obra, vamos a por ello, por el cambio de vida!

Padrão
EU

Día 1, poco a poco, voy haciendo cosas

depresion dia 1

Siento la boca seca, el pitillo me hace daño? Sí, seguro que sí. Pero también puede ser de las pastillas que me ha recetado mi medico de cabecera, para la depresión y la ansiedad. tengo que empezar a beber agua, mucha agua. Mi boca pega, como si tuviese pasado un tanto de pegatina en mis labios. Así que terminar este pitillo voy por agua y escribir, pues ahora parezco una loca, hablando sola a casa. Será que estoy loca?

Intento leer un libro, no doy, no me concentro. Pienso que es por me ver en todos los casos de las tres mujeres que protagonizan esta historia. Cambio de libro, voy para uno que cuenta cómo dejar de usar plásticos, una situación necesaria para nuestras vidas y nuestro planeta. Uff, me cuesta más aun. Pienso en cómo dejar de tener tanta basura en mi casa y mi vida, como dejar de lado el consumo de comida envuelta en el tan maléfico plástico, oh, que pereza! Qué difícil será implantar estes cambios en mi casa, con los chichos que tengo que todo lo que compran al supermercado viene envuelto el los malditos plásticos. Dejo la lectura, por miedo de empezar a cambiar los costumbres de una familia.

Cojo la botella de agua helada, mi hijo ya ha bebido mitad de mi botella de litro y medio. Bueno, bueno, bueno… Será que no puedo tener nada que es solo mío? Él tiene tanta necesidad de usar y consumir lo que es mío, que hasta mi botella de agua, la coge. Me siento una mala madre, por no poder compartir una botella de agua.

Dicen que lo que tengo es depresión por no estar contenta con mi trabajo. No es solo eso, me siento cansada de todo un pasado de situaciones duras, en las que superé con la máxima fuerza interior que tengo. La tengo o la tuve? Mi fuerza se agotó? Mi llama interior se apagó? La llama interior se apaga o adormece? No sé contestar a ninguna de mis preguntas.

Después de tomar la primera taza de agua de mi día, miro por la ventana, que tengo al lado de mi ordenador y veo que llueve. El día esta oscuro y triste como yo. Aunque sean las 13 horas de un viernes, hoy ya fue capaz de hacer un par de cosas. Me desperté a las nueve, ordené mi habitación y la de mi hijo. Hice café de pota, que tanto me encanta y tomé una buena taza acompañada de un libro, lo mismo que intenté volver a leer a poco. Mi pequeño Rufus, mi amado perro, tumbado al sofá junto a mi cuerpo me daba en apoyo incondicional de todos los días. Intenté escribir algo, no fue capaz de poner la intensidad de la historia en castellano, así lo hice en portugués. Pero, esta historia es larga, cuenta la vida de una família del campo y voy a necesitar de días, muchos días para finalizarla. Dejé el ordenador y miré a Rufus y dije: – Venga ya, tenemos que caminar un poquito que sea! – Rufus parece humano y comprende todo lo que le digo. Me miró con una sonrisa a cara y abanó la cola con toda emoción que le fue posible por la novedad, – Mi mamá va a pasear conmigo?, imagino Rufus me haciendo esta pregunta. Hace días que no tengo fuerzas para salir de casa, ni que sea para llevar Rufus al mato. Y, él, como mi mejor amigo, se puerta de maravilla y no hace sus necesidades a casa, segura y me complace con su compania, me regalando lambidas de amor. Me cambio y salimos, yo y Rufus merecemos una caminada, por pequeña que sea.

Vuelvo para el ahora. Aquí sentada, frente al ordenador, con mi taza de agua. Me recuerdo lo que me ha dito una amiga, ayer. Un reto por día. Una cosa por vez. Poco a poco. Sí, hoy ya he vencido una batalla, la batalla de las mañanas. En general no me levanto de la cama antes de las doce. Me quedo allí medio dormida, medio despierta, con pesadillas que me atan a cama. Ayer la mujer de la farmacia me dijo que tengo que hacer zumba, algo que me libere energía y que pueda hacer lo más temprano posible, para me dar animo para volver a vida. Uff, no me gusta nada los exercícios. Pero comprendo lo que ella quer con eso. Qué socialize, que vuelva a me sentir activa y pueda retornar al trabajo. Pero no estoy segura que quiero volver al trabajo. Tengo ilusión de hacer algo nuevo, algo que me agregue valor a vida, siempre lo deseé. Qué puedo hacer? Escribir un libro? Trabajar al campo, plantando y cuidando da viña y del invernadero? Sí, estas son cosas que me ilusionan, pero que no traen dinero para casa. El maldito dinero.

Bueno, por hoy es esto. Algo diferente ya hice. Por la tarde, haré más, ahora toca hacer la comida para el niños que luego llega del colegio.

Padrão
EU

Deseo de vivir

deseo de vivir

Hace 15 días que me pregunto; si tuviese todo el dinero del mundo sería feliz?

Hace 15 días que me pregunto; qué me hace feliz? Qué me hace triste? Qué es la felicidad? Quién soy yo?

No sabía contestar, con la fuerza del sol de verano de Rio de Janeiro, la fuerza del sol de las 12 horas, que es capaz de freír a uno huevo en la carretera. Ahora, tengo más dudas.

Supe que la mujer de un compañero, tiene solo 6 meses de vida. Ella tiene solo 42 años, pero tiene solo 6 meses de vida. Y yo que quiero vivir hasta los 104 años? Pero no quiero la vida insípida que llevo hoy. Quiero emoción, quiero pasión, quiero vitalidad.

Miro para tí, jugado al sillón, mirando la pantalla y pienso; y si el médico comenta que tienes solo 6 meses de vida? Me quedaré triste y te lo daré todo lo que me pida, pero no tendré como borrar la notícia y darte la vida que no tuviste mientras tenía tiempo. Para vivir, primero de todo, hay que desear vivir, no sobrevivir.

Ahora mis dudas son mayores, si descubro que las personas que hoy son más importantes para mí, se mueren en 6 meses, qué hago? Parte de mí contesta que me voy junto de tanto llorar, parte de mi dí que sobrevivo y aprendo a vivir.

No quiero que te vayas para que aprendas a vivir!

Ahora puedo contestar a otra pregunta, no necesito de todo el dinero del mundo para ser feliz, necesito solo del justo para pagar las cuentas y comer con algun lujo. Lo que necesito para ser feliz es que tu decidas vivir y no sobrevivir.

Padrão
EU, Relacionamentos, Sentimentos, Viver na Espanha, Viver no Exterior

DSC01469

Jamás pensé que un día tendría una mascota. Cuando niña tenía miedo y celos, mi padre tuvo unos cuantos perros y todos, sin duda, tenían más conforto y eran más amados que yo. Eso me dolía mucho y por eso no me gustaban los perros y gatos, sobretodo los perros.

Mi hijo fue el responsable por me enseña que podría amar a un perro. Él insistió tanto en tener un mejor amigo a casa, garantizando que no lo dejaría acercarme, ni hacerme daño. Lo creí y permití la entrada de Rufus en nuestras vidas. Llegó hace casi 2 años, en su momento tenía 3 meses, era tan pequeñito que no fue capaz de tener miedo, el pobre tenía mucho más miedo. Le demos los cuidados necesarios y hoy es el terremoto de nuestra casa. Corre por todos los lados, juega con sus juguetes y nos mima con cariñosas lambidas.

Rufus tiene la capacidad de mudar mi animo, como en un pase de magia. Mismo en mis peores días de trabajo, cuando llego a casa él viene a me recibir con alegría. Muchas veces llego y lo veo sentado a butaca, junto a ventana, basta que me vea a calle para que levante las orejas y empiece a ladrar informando a todos de casa que estoy llegando. Busca el primero que encuentra y ladra, indicando que me abra la puerta. Cuando llego a puerta él esta allí, abanando la cola en una velocidad abismal, que le hace requebrar todo su cuerpo como si fuese romper. Ya, si llegó y Rufus no está a ventana, cuenta mi marido que él deja de jugar o despierta y mira en dirección a la puerta del piso. Así que entro al edificio él se acerca a puerta y ladra, diciendo; mamá llegó! En este momento, pula y me regala muchos besos mojados. Cuanta alegría! Imposible no cambiar mi animo al llegar a casa.

Rufus, tus abuelas no saben de tu existencia. Caso lo sepan nos llamarán de locos. A mi me dá igual, no importa. Ellas no tienen idea de lo que una mascota como tu puedes hacer por una persona, un niño y una familia. Te agradezco a cada momento que estuviste a mi lado. Cuando estuvimos todos enfermos a casa, cuando tuve una de las peores crises de depresión de mi vida. Cuando mi marido no sabía que hacer, por no tener trabajo ni dinero. Cuando mi hijo no tenía amigos para jugar. Aun, recuerdo la dolor y tristeza que nos abatió cuando huiste a calle, y la pronta alegría por encontrarte, bendito chip!

Rufus, no tienes idea lo grande que eres. No te das cuenta de todo lo que nos ha enseñado y aportado. No hay dinero no mundo que pague lo amor que tenemos en esta casa, las guerras que vencemos, todas con tu enseñanza. Dicen que los perros fueron humanos en otra vida, no lo sé. Algunas veces creemos que mi padre ha encarnado en ti, no lo sabemos. Sea como sea, eres “El Puto Amo” aquí en esta casa. Gracias por nos enseñar el verdadero amor. Te quiero!!!

IMG_20190103_170856_443 (2)

Padrão
Viver na Espanha, Viver no Exterior

Relato de fin de vacaciones

paz3

Hola queridos lectores. Lo sé que a principio de mis vacaciones he prometido hacer fotos y publicaciones diarias, pero… la vida se me puse pata arriba. De momento no puedo comentar las cosas que me han pasado, la verdad es que aun no me han pasado, estoy junto al ojo del huracán. Lo bueno es que no es un huracán malo, tiene matices de malo pero en realidad creo que es muy bueno, no lo sé, solo estoy especulando.

Para los que me conocen de mucho tiempo deben pensar que estoy pillada, más que ansiosa. Confeso que si, pero solo un poco. Comparado con lo que soy, estoy muy tranquila. En estas vacaciones me programé para cumplir con diversas tareas, las que listé en este otro post, no he conseguido hacer todas, justo por el huracán que llegó (jeje), pero tuve tiempo para leer y refletir, lo que fue muy importante para mi equilíbrio. Pude detectar puntos donde estaba fallando y otros donde he crecido muchísimo. Y, lo más importante de todo, definí un camino a percorrer, de una forma que no me haga daños, como venía me haciendo, así me siento más dueña de mi vida y con mi coche bajo mi control.

Y que tiene eso a ver con vivir no exterior, o en España? Sencillo, cuando llegué quería conquistar las personas, hacer amigos. Quería pronto tener una vida similar a que tenía em Brasil, pero a mi no fue posible. Y, la verdad, es que creo que no sea tan fácil para conquistar su espacio en otro País. Hay que comprender la cultura y valorar muchas cosas a la vez. Al intentar conquistar las personas y me espacio, al mismo tiempo que estaba aprendendo novos procesos de trabajo y una cultura distinta, metí la pata y me olvidé que en primero lugar, siempre estoy yo.

Lunes vuelvo a trabajar, como dijo mi jefe, vuelvo a la guerra, pero ahora, tengo herramientas distintas para esta pelea y la voy a ganar, si o si, esta guerra es mía.

ganar la guerra sin pelear

Padrão
Viver na Espanha

Depresión

Tengo la necesidad de comentar una cosa. Tengo depresión. No lo sé si el verbo correcto sería tengo o estoy con, tener o estar, en este momento me dá igual. Hay días que miro por la ventana y, mismo que tenga un lindo día afuera veo todo gris. Hay días que levantarme de la cama es más dificil, otros más fáciles.

Tomo la medicina recomendada por el médico, la pedi. Empezaba a tener unos pensamentos que asustaron más a mi que a mi família. Creo que ellos creían que era una necesidad de mimo por mi parte, no comprenden lo cuanto me molesta y me lleva para la habitación oscura las dificultades de la vida, en este momento. Si, siempre fue la persona fuerte. La que movía la casa, la vida… pero ahora, uf… Como me cuesta.

Si, necesito de mimos, pero más que mimos, necesito que la vida me dê señales de que puedo creer en Dios y en las personas. Lo dejé de creer. Hace poco creía en energias, en el pensamiento mágico, en Dios y en muchas personas. Ahora, ya nada. Será por la depresión o será por la dureza de la vida lejos de mi País y de mi zona de confort? Puede ser, después de tanto luchar, mi alma pede un tiempo de refrigério, pero lo que encontro en la vida es la necesidad de luchar más y más.

Vivir en España tiene muchísimos puntos buenos, pero hay uno que me molesta sobremanera, mi trabajo, la fuerte presión que tenemos por números y la poca, mejor, poquísima pasta que cobramos. Llegar al día 10 y ya no tener dinero para un pequeño lujo como tomar una caña es muy duro. Pasar días a calle, sin comer, pues me preocupa no tener dinero para que mi família pueda comer me quita las ganas y las fuerzas. Y al trabajo, dicen que la culpa es mia, que soy la única responsable por no cobrar más, una vez que ellos me lo permitem cobrar cuanto quiera con las muchísimas ventas que puedo hacer. Pero como, si ni todos los clientes quieren mi servicio o producto? Pero como si ni todas las personas o negócios eston abiertos a estar con mi empresa? Tengo compañeros que cobran mucho más do que yo, no lo sé lo que hago de errado para no conseguirlo. Hago más puertas, más números, pero al final soy solo un número a empresa y tengo que aportar con ventas, que las aporto, pero sin puntos, o que no me leva a cobrar comisión.

Eso todo me quema y me deja con la sensación de derrota. La culpa no puede ser solamente mia. Es verdad que cresci mucho desde que empezé aquí en esta empresa, pero, sigo cobrando lo mismo y mi marido sigue sin trabajo. Con lo que cobro y lo que tengo que gastar a calle, para trabajar, no llego a finales de mes. Y este es lo unico punto que me deja asi tan mal. Todos los días miro ofertas de trabajo, me apunto a todas que imagino que tenga posibilidades, pero siempre veo mi curriculum ser descartado sin ni posibilidad de entrevista, eso me derrota más y más. Algo tengo que hacer, pues ya no creo más en Dios y ni en el pensamiento positivo. Dejo de creer en las personas, pues no veo oportunidades, ni verdades.

No lo sé que hacer, si llegué hasta aquí, tengo que conseguir salir deste bajon y llevar mi vida a otro sítio. Intento viver el minimalismo, par no gastar lo dinero que no tengo, pero más que nada para limpiar mi mente de tantos pensamientos que me ahogan el este mar revuelto, donde no sé me defender.

Si Dios existe, este es el momento para que Él me estenda su mano y me acolla. Los problemas que tengo, solamente existen por dinero, es por eso que acabo maldiciendo el dinero. Lo sé que no es lo correcto, pero, a misma forma que me ponen culpa por no ganar, intento poner la culpa en otro, y el pobre dinero se torna el culpado.

Voy a cambiar… voy a resistir, voy a sobrevivir, voy a resurgir. Soy fuerte y lo puedo. Empezo ahora, cerrando esta página y caminando hasta otro cliente, con ganas de hacerlo mi cliente del día.

Venga ya, a trabajar y reverter la situación.

Padrão