Reseña – Me quedo aquí – Marco Balzano

Me quedo aqui

Libro: Me quedo aquí

Autor: Marco Balzano

Idioma: castellano, traducción de Montse Triviño

Genero: Novela

Paginas: 236

Editorial: Nefelibata, Duomo Ediciones

*** Lectura sostenible, impreso con la energía del sol (paneles solares) sobre papel que procede de bosques gestionados sosteniblemente. La Grafica Veneta, que ha impreso este libro en Italia es la primera imprenta en el mundo que no utiliza carbon.

En la misma semana, dos libros que hablan de guerra. Si! No sé decir, ni puedo, cual fue el mejor. Son distintos y conmovedores.

Marco Bolzano utiliza argumentos y dispositivos narrativos para contarnos la Historia del embalse que ha sumergido los pueblos de Resia y Curon. Después de largos años estudiando y hablando con personas, incluso testigos, sobre los años de guerra y la construcción del embalse, el resultado es un libro hermoso, con personajes dotados de vida y amor por la familia, la casa, los animales y la tierra. Personajes resistentes y a la vez amorosos en su dolor.

La historia es contada por Trina, una mujer indecisa, pero valiente. Que ve a todos los suyos partieren, solo unos pocos vuelven, y ella sigue, haciendo de todo para mantener la memoria de su familia. El libro es narrado como se fuese una carta de Trina a su hija Marica que hui con su tía, lejos de la guerra, de Curon  y de su familia, dejando dolor y vacío. Marco Bolzano usa a Trina para narrar, buscando así una forma de rellenar el vacío y dolor de la pérdida de su hija, un sufrimiento que no se borra ni con la guerra.

No sabes nada de mí y, sin embargo, sabes mucho porque eres mi hija. … todo eso te lo he dado yo. Así que te hablaré como a alguien que me ha visto por dentro.

Las pocas fotografías que conservo las saco com muchas reservas, pues con el tiempo me he vuelto de lágrima fácil. Y no soporto llorar. No soporto llorar porque es de idiotas y porque no me consuela. Lo único que hace es agotarme, quitarme las ganas hasta de comer o de ponerme el camisón antes de meterme en la cama. Y no, hay que cuidarse, apretar los puños incluso cuando la piel de las manos se llena de manchas. Luchar sea como sea. Eso es lo que me enseñó tu padre.

Incluso las heridas que nunca cicatrizan dejan, tarde o temprano, de sangrar. La rabia, incluso la que provoca la violencia infligida, está destinada – igual que todo – a atenuarse, a rendirse ante algo más grande cuyo nombre no conozco.

Nadie puede entender qué hay debajo de las cosas. Nadie tiene tiempo para sentir nostalgia de cómo eran las cosas cuando aún no existíamos. Seguir adelante, como decía madre, es la única dirección permitida. De no ser así, Dios nos habría puesto los ojos a los lados. Como los peces.

Son tantas las frases que me marcaron en este libro. Marco Balzano usó de la sabiduría de los ancianos o la sabiduría de los amantes de la naturaleza, de la tierra y animales, y rellenó el libro de pensamientos y frases con un valor perdido en la actualidad.

Valuation by emoticons - vector

 

 

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s