La rutina de una casa

ama-de-casa-inconsútil-que-hace-tareas-65388581

Todos los días tengo largas peleas a casa por esta situación. Los lectores que tengan hijos van a comprender lo que digo. Mi hijo, un adolescente, siempre protesta por todo. Que le gusta vivir en una habitación desordenada, que le gusta la ropa sin planchar, que no le gusta lavar los platos, ollas y cubiertos, que no comprende porque hay que hacer todos los días. Bueno, después de mucho hablar, explicar, gritar y hacer, hoy decidi hacer distinto. Cuando él empezo con la discusión de por qué esto, por qué aquello y tal y tal. solo comenté. – Por dos horas no voy hablar, voy a meditar, leer y hacer lo que me de la gana. No te lo voy a comentar lo que tienes que hacer ni el porque, ya tienes las respuestas pues todos los días es lo mismo. Tu sigue a lo tuyo que yo voy a lo mío y basta de habladuría en esta casa. – Después de esto me fue para una habitación que hago de despacho, donde tengo mis libros y ordenador y me quedé alli, tranquila y en silencio. Mi hijo intentó hacer que hablase, pero nada, me quedé en total silencio y empecé a escribir. Escribí unas cuantas hojas donde ponía las reglas de la casa para cada habitación y la distribución de tareas por personas. Las hojas escritas a mano fueron puestas en cada puerta de la casa, a decir. Las reglas del uso y limpieza del baño, colgué con un trozo de pegatina en la puerta del baño. Las reglas de la cocina, lo mismo. Las reglas de las habitaciones, ah esta fue larga, pues la habitación de mi hijo está siempre cerrada, oscura y sucia, con las ropas al suelo y sobre la mesa de estudio, que usa para todo, menos para estudiar. Como eso me enfada y esta semana él noto la factura de una habitación caótica en su salud, con 3 días con crise de asma por la noche. Después de 3 horas en el ambulatório, esperando su médica y con tantos niños pequeños gritando, correndo y haciendo el caos en la 3a planta, él me miró y dijo. – Si, mamá, tengo que cambiar la situación de mi habitación, no quiero que me pase esto novamente, no quiero perder horas de mi día en este ambulatório lleno de niños gritando. – Es cuando me pregunto, los adolescentes son tan cabezotas que tienen que pasar por las cosas para hacernos caso? Resulta que 2 dias después, ya sin las crises nocturnas de asma, la cossa volvió a la misma. Hoy por la mañana me despierto y encuentro la cocina echa un caos, la habitación de mi hijo, toda cerrada y caótica, el baño… mejor ni recordar.  Cuando lo despierto, para salir con su perro, empezó con las cansativas protestas y llegué al extremo, el uso del silencio y de las reglas escritas. A mayores de las reglas escritas en hojas pregadas en las puertas de cada ambiente de la casa, también he escrito un texto que dejé en la habitación de mi hijo, para le ayudar a reflexionar sobre sus decisiones y las consecuencias. Es lo que quiero enseñarlos ahora.

****

Cuidar de una casa es un acto de amor. Amor hacia tu família y a ti mismo. No creo en el cuento de que a una persona le guste vivir en la desorden, en el caos y en un ambiente sucio. A nadie le gusta eso, lo que passa és que la pereza y el “vaguismo” (si, he criado una palabra que represente la actitud de un vago, como se fuera una escuela o una cadena que une a todos los que así son) entorpecen la persona que luego empieza a decir estas tonterías.

Una casa, tal como el amor, son tareas insaciables y sin fin. Todos los días, cuando nos despertamos tenemos que mirarnos al espejo y cuidarnos, tal como tenemos que hacer con nuestra casa. Un día que no nos duchemos trae consecuencias tal como un dia que no limpiamos nuestra habitación, puede ser un mal olor o una piel grasienta, siempre hay consecuencias.

Hay una otra cosa que debemos de tener en cuenta, siempre. Cada persona vive en una casa, una família. Puede que no sea la mejor, pero es la que uno tiene y hay que valorarla y cuidarla. Imagina que un día, por despiste o mismo por deseo de cambio, entras en una casa que no es la tuya y allí se queda. Qué pasará cuando los verdaderos dueños de esta casa lleguen? Qué pasará, cuando tu família te busque en tu casa y no te encuentre? Bueno, los primeros se enfadarán, pues no tendrán espacio para vivir y tendrán toda su intimidad invadida por una persona que no pertenece aquél circulo. Ya tu família, se quedará preocupada y te buscará por todas las partes, sin lograr te encontrar y se quedarán muy tristes y desilusionados. Traslademos esta situación para las cosas de una vivenda, cada cosa tiene su sitio, así mantenemos la orden y sabemos donde está cada cosa que tenemos. Ahora, toca ver una posible consecuencia para tu desorden. Tu eres más que apasionado por el futebol, verdad? Tienes la ilusión de un día jugar en el mejor equipo de España y para eso entrena todos los días y vá a todos los campamentos y partidos que te convocan, verdad? Ahora imagina conmigo una situación. Hoy para tu sorpresa, recibes una llamada en que te invitan para un partido con el mejor equipo del mundo, y te comentan que el entrenador deste equipo pensa en te contratar, caso haga un super partido. Eufórico, ilusionado, tu coges la mochila de futebol y sigue rumo al local del partido, no quer retrasarse y por eso prefere apurar y esperar allá do que correr el riesgo de que algo vá mal y no llegue a tiempo. Una vez ali, habla con uno, con otro. Mira al cielo y ora a Dios, pedindo que te ayude con el mejor partido de tu vida para que el entrenador te contrate. Llega el momento del partido, todos para el vestuário a cambiarse. És cuando tú empiezas a temblar, mierda, tus guantes no están en la mochila y no hay más tiempo para volver a casa o pedir que alguna persona los traiga. Nervioso miras al lado y encuentra el otro porteiro, que también está allí para participar de la selección para la portería del mejor equipo de futebol de España. Te fastidia la situación, pero no hay alternativa, no puedes perder la oportunidad de ser contratado, es tu momento. Respira hondo, crea coraje y habla al otro porteiro y le pide ayuda, le explica que por algun motivo tus guantes no están en tu mochila y que necesita que él te empreste sus guantes, cuando for la hora de que tu entres en el partido de selección. Él, sin creer en lo que pides, mira para ti, y sonreí. Tu, ilusionado, acredita que es un sí, pero, él te comenta: ”claro que no, yo no soy tan bueno como tu, pero, cuido de mi material de trabajo, lo tengo aqui. Ya, tu, eres lo mejor, eres un crack, pero siempre vá despistado. El Universo sonrió para mi, tu fallo es mi única oportunidad, lamento, no te lo voy a emprestar mis guantes.” Te han pillado, perdiste la oportunidad de tu vida, sin guantes no puedes jugar, sin jugar ya está claro que no será contratado. Todo porque no fuiste ordenado, dejaste por hacer lo que tenía que hacer al momento. En este momento te viene a cabeza la vieja madre, que siempre te reñía, porque no hacias las cosas al momento. Para ti, aquelas eran cosas de una madre vieja, aburrida, antigua. Pero ahora, pensas en lo que te pasó y lo sabes, si al llegar tuviese cuidado de tu mochila y de tus cosas y al día seguinte de lavar todo, lo tuviese guardado en su sitio, ahora no tendría pasado eso…

Cuando vivimos en una comunidade, sea nuestra propia família o con amigos, la división de tareas es fundamental, para no sobrecargar a uno, para no abusar de otro y para que todo flua, en orden y en paz. Lo mejor en estos casos es tener una lista, para que día a día, se pueda saber lo que hay que hacer. Por eso he colgado las listas en las puertas de la casa, así, tu sabrás como interactuar correctamente con cada ambiente de la casa, con tus tareas y con la família.  Recorda que cuidar de la casa, es amor, es amor hacia ti y a tu familia. Por eso cuento que cada día pueda hacer tu parte del trabajo, para que así todos tengamos tiempo para disfrutar de nuestra casa y familia.

***

Que os parece? Que dificil és la relación con nuestros hijos adolescentes. Hay que tener paciencia y criatividad para enfrentar a todas las que nos aparecen.

 

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s