Hoy fue uno de los días duros que tengo en mi trabajo. Salí de casa temprano, muy antes de las 8. Mi coche estaba congelado, por la fría noche de Galícia, descongelé el cristal y  a trabajar. Después de una hora de charla a oficina, con presión por resultados y yo que solo tenía 1/2 de mi objetivo semanal, me sentí más agobiada que nunca. Salí con ganas de comer el mundo, un café y pista de correr.

Llego en mi primer cliente, que no era una venta, pero sí una retención. Jo…no fue posible. Podría ter ganado dos puntos, pues eran dos retenciones a la vez. Pero el cliente estaba muy enfadado y ya tenía contratada  y pagada la competencia.

Con las ganas de comer el mundo en crescente, fue a por otro cliente, una visita de posventa. Allí descubro que el cliente estaba muchísimo enfadado con la instalación, solo no pedió la baja, pues se fió de mi atención y cree que puedo arreglar todo lo malo que se hizo en la instalación. No fue para tanto, expliqué la situación al cliente y él comprendió que parte de su reclamación no precedía. Cliente contento, ficha de visita firmada. Marcho para otro lado de Galícia, ha casi 90km del punto que estoy. Ya es hora de comer, pero no tengo tiempo, tengo que llegar en otro cliente, que ese sí, espero vender y con él cerrar mis objetivos de la semana.

En la autopista niebla y una dificultad para conducir, brutal. Uf, no son ni las 5 y ya estoy muerta, cansada! Me quedan solo 15km por percorrer y llama el cliente postergando la visita para otro día.

– Señor, es que vengo de lejos para atenderte. Confirmé la visita hoy, por la mañana, dijiste que estaría en la oficina. Hoy es viernes, venga, te espero a las 7 y cerramos el trato. – digo.

– Vale, pues, nos vemos a las 7. – contéstame el cliente.

A las 7, nada. A las 7.30h llega.

– Venga que no tengo mucho tiempo. Explícame eso. De qué vá el tema? Mira yo no quiero comprar nada. Ya lo tengo, incluso ni lo quiero, voy a darme de baja.

Después desta recepción. Tengo que buscar la paciencia contida en mi ser, respirar hondo y sonreír para el cliente. Maldito sea, tanto tiempo perdido, dinero gastado con gasoil y una bocata. No puede ser así. Empiezo a hacer preguntas para detectar porque en su momento contrató la empresa que tiene hoy, detecto un punto y le digo. En eso, soy más eficiente que los que tiene ahora, y puedo te instalar este sistema con un muy bueno descuento, comento así pues el cliente ya tenía me dito que no ha pagado ni un céntimo para el sistema que tiene.

No tengo tiempo. Cliente quer marcharse. Le hago una oferta, le digo que puedo trabajar con 50% de descuento, pero que ya le estoy dando más 20% que solo podría ser autorizado por mi jefe, como bonificación por venirse con nosotros una vez que tiene la competencia. Cuando voy para el cierre, me comenta el cliente.

– No, es que hoy no voy a firmar. Tengo que hablar con mi padre, no voy a definir nada sin hablar con él. Ya te digo, a él no le gusta pagar nada. Pero ahora venga, vámonos , que ya hace tarde y mi mujer me espera a casa.

– Sí, y mi hijo pequeño y mi marido, también me esperan a casa, a casi 2 horas de aquí. Por qué no llamas a su padre, ya hablamos con él y evitamos perder tempo con otra visita?

– No puede, él está con un cliente. – En ese momento, mi cliente coge una caja pequenita, destas de vino y contínua. – Tengo que irme, tengo que encontrarme con mi padre y el cliente.

– Pero, no era tu mujer quien te esperaba a casa?

Sin saber lo que me contestar, el cliente me abre la puerta, baja la cabeza. Salimos los dos del negócio, cierra la puerta, ativa la alarma, me mira y comenta.

– Mira, me llama en lunes, por la tarde. Voy hablar con mi padre, tranquilamente. A él no le gusta pagar, pero voy hablar con él y luego hablamos y te comento. Gracias por venir y perdona las prisas. – entra en su coche y se marcha a toda prisa. Alguna persona lo esperaba con las copas para el vino que levaba en la cajita de madera.

Entro en mi coche, pongo en gps para me llevar a casa, no tengo ni la p.. idea de cómo salir de donde estoy y conduzco me fiando del gps y de mi visión nocturna que es fatal. Momentos de lluvia, de niebla, curvas y pistas que se parten en distintas direciones, erro el camino por lo mínimo 3 veces, aumento el tiempo de llegada a mi casa en 20 minutos. No pasa nada. Perdida, sigo con cautela. Bocinazos y conductores impacientes regañan. Voy con mi mantra personal:

– No pasa nada, no pasa nada. No es conmigo, tienen ganas de hacer cacas. No pasa nada, no pasa nada. No es conmigo, tienen ganas de hacer cacas. No pasa nada, no pasa nada. No es conmigo, tienen ganas de hacer cacas. No pasa nada, no pasa nada. No es conmigo, tienen ganas de hacer cacas…

Por fin llego a autopista. Niebla, no veo nada. Lluvia, reduzco y voy más atenta. Niebla, mucha lluvia y un flash. Jod…. una multa! Hora del peaje, cojo la pista errada, es automática. Doy marcha atrás, desvío de unos coches y voy al cajero manual, pago y sigo. Muchísima lluvia, no veo nada. No tengo ni idea dónde estoy. Una placa, indica una rotonda. Por fin llegué a mi pueblo. Aparco,  miro las horas, son 22:17h, fumo un cigarro derrotada. Cojo mis cosas y voy para casa, llueve tanto que al momento me encuentro toda mojada, no hay paraguas ni abrigo que me proteja de tanta agua. Entro a casa y encontro la 5a guerra mundial, hijo y marido, cada un para su lado, no se hablan. Mi perrito con cara de quién hice algo, me mira y baja la cara. Mi marido apresenta la prueba del crimen, mi pantalón del uniforme y unas tantas otras ropas, comidas por mi perro, eso porque mi hijo dejó la puerta de la terraza abierta. Miro a los 3 y desabo al suelo frío de mi viejo piso. No tengo ganas, ni fuerzas para nada. Me quedo allí. Con miedo, cada uno vá para sua cama, mejor esconderse, olvidar y buscar la paz.

Lo bueno de todo es que ni todos los días son tan duros. Lo mejor de todo, es que mañana es sábado, podré repor las fuerzas para la semana conquistar mis objetivos y superarlos.

Y tus días, como son?

Anúncios

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google

Você está comentando utilizando sua conta Google. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s