Minimalismo, Viver na Espanha

Mi retorno al trabajo.

Multitasking Stressed Business Woman in Office Work Place. Vector illustration

Hace dos semanas que volví a trabajar, después de dos semanas de vacaciones. Recuerdo que en mis vacaciones muchas cosas surgieron en mi vida y parecía que todo podría cambiar, resulta que nada cambió y sigo igual que antes. Los días en mi trabajo son muy fuertes e intensos, que apenas tengo tiempo para trabajar y al llegar a casa comer algo, ver un poco de televisión para relajar y me quedo dormida al sofá, marido o hijo son los que me llevan para la cama. Tengo muchas dolores de cabeza, seguro que por la ansiedad y la presión por resultados, a eso junta mi espalda, que tiene protestado un tanto. Tomo medicinas y medicinas, en momentos me pasa el dolor en otros no. Desde de que volví de las vacaciones tengo trabajado los sabados, hoy fue el primero que no fue trabajar. Tengo claro para mi, que trabajar sabados no me valió mucho. Gané algo de puntos que pueden se convertir en dinero, pero, las molestias, el cansacio y la falta de tiempo para mi, se acumulan y pasan factura… me siento triste.

Hoy, tomé tiempo para quedar un rato más a cama, hacer mis cosas despacio y sin presión ni tiempo para nada. Estoy sola a casa, pues mi hijo y marido fueron para un partido, el silencio y el tiempo para mi, me hacian falta. No quiero hablar, solo ver, leer, oír y pensar. Llego a una conclusión, echo de menos sonreir. Sonreir de verdad, porque algo te hice bien, porque algo te motivo a eso, sonreir con el corazón. No sé si me explico. El estrese me está comiendo la cabeza, las preocupaciones me agobian y dejo de sonreir, apenas vivo, como una máquina que tiene que hacer. En mi trabajo pienso sobre las posibilidades de crescimiento. Quiero cambiar de puesto, tener más responsabilidad y mejor sueldo, no me olvido que eso me trará más trabajo, horas y mucha más responsabilidad. Muy probablemente mi nivel de estrese vá empeorar, lo que no será nada bueno para mi salud. Pero me preocupa la posibilidad de una nueva crisis en Europa, que hará que España caiga mucho. Dicen que para España e Italia esta crisis será fatal, y ella se aproxima, llegará en finales de 2019, inicio de 2020. Muchas cosas pueden cambiar hasta ese momento y, no necesariamente, la crisis puede me afectar, pero soy ansiosa y temo por el futuro de mi familia y el mío. Hoy tengo comida, y mañana? Es lo que pienso siempre.

Sé que toda esta preocupación va en contra al minimalismo que tanto me encanta, sé que las ganas de ir de compras, también van en contra el minimalismo. Intento de todo modo me sentir bien, conmigo y con la situación que vivo en el momento, lo sé que nada es eterno, pero aun así me agobio. Hago meditación y oro, mentalizo días más sencillos y todas las conquistas que deseo para mi y mi familia. Mentalizo la entrega de toda esta energía mala, que traigo de mi día de trabajo, a una hoguera y siento la energía del sol y de la luna me rellenando de esperanza y conquistas. Salgo desta meditación tranquila y en este momento llega mis chicos. Mi hijo ganó el partido, por 7×0. Su equipo sigue en segundo lugar, esta garantida para la segunda etapa, cuando jugará contra los grandes del futbol de Galicia. Las buenas noticias ya llegan y abro la sonrisa que echaba de menos, mi cuerpo si aquece con el cariño de mi hijo y de mi marido. Y mi perro, pula y abana el rabo, feliz que nuestra familia se ama y conmemora todo, desde las pequeñas hasta las grandes conquistas.

Anúncios
Padrão

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s