Sem categoria

prometi não reclamar.

prometi fazer meu máximo.

prometi não chorar.

hoje foi só o primeiro dia da volta, e como foi difícil. não vou reclamar, só vou contar, agora somos vigiados no celular e no carro, a todo instante monitorados como crianças ou como delinquentes.. depende de que controla para saber se sou criança ou bandido. agora só vale quantidade, número não é sinonimo de qualidade. a pressa é cada vez maior, será que o mundo vai acabar e não me contaram?

vou seguir no meu propósito de fazer mais do que o dia anterior, porém sempre melhor. vou seguir olhando só o agora, para não entrar em pânico e sofrer mais que sempre.

Universo, abre meus caminhos. me dá a resposta. hoje foi difícil, mas só hoje foi, amanhã não será, eu vou vencer!

Anúncios
Padrão
Sem categoria

Y tu, pobre!

cara de coitado

intento de toda manera, con mis pocas palabras, que suenan como mil, que ya no puedo quedarme contigo y tu parca actitud perdedora.

intento enseñarte que tienes que cambiar, mirar hacia los lados, aceptar lo nuevo, se reinventar.

intento enseñarte que este tu yo, ya no emociona.

terco, tu cré que son las hormonas que me invaden. te engañas. pierdes el tiempo de vivir a mi lado. pierdes las oportunidades de la vida. después lloras a sola, al baño.

me dás pena. perco con tus actitudes, pero, yo tengo mi vida y me las apaño sola, con todo lo que aprendo y planeo para mi futuro. Y tu, pobre!, creyendo que estás en mi futuro. lamento, a cada día, perdes la oportunidad de comprar el billete que te dá paso a este tren que parte en muy poco tiempo.

Padrão
Filmes

Pelicula – Happy un cuento sobre la felicidad

happy un cuento sobre la felicidad

Happy Un Cuento Sobre la Felicidad

Duración: 188 minutos

País: Gran Bretaña

Director: Mike Leigh

Actores: Sally Hawkins, Alexis Zegerman, Eddie Marsan, Andrea Riseborough, Sinéad Matthews, Sarah Niles, Joseph Kioska

Pauline o Poppy, como le gusta que sea llamada, es una maestra de 30 años, que comparte piso con una amiga hace 10 años. Después que le roban su bicicleta decide sacar su carnet de conducir. Así empieza la película, que muestra la vida de esta joven mujer. Ella vive la vida de forma alegre y sencilla, siempre riendo de todo incluso de ella misma. Para ella nada es personal, por eso no se enfada. Siempre hace cosas para sacar una sonrisa de la otra persona y escucha. Escucha con atención a todos, incluso un loco que encuentra por la calle hasta el chiflado del instructor de auto escuela.

Con fuerza y vitalidad, tal como en el flamenco, así Poppy vá pasando por los días de su vida y contaminando a las personas, que lo permiten, con su intensidad al vivir.

“Tenemos orgullo. Tenemos dignidad. Tenemos corazón. Tenemos flamenco.

Este es mi espacio! Mi espacio! Vamos, vamos! Con sentimiento! Sentidlo!”

Yo diría que aprendí con Poppy, creo que ella se arriesga demasiado con las personas, jamás escucharía un hombre loco que no conozco y que vivi a calle. Ni daría tanto espacio para el chiflado del instructor. Pero en lo resto, tengo que quitar mi sombrero y aprender a hacer lo mismo que Poppy. La vida es única, muy corta y debe de ser vivida con intensidad y alegría. Soy demasiado seria y lo levo todo a punta de cuchillo, lo que no me ayuda en nada. Bueno me ayuda a ser una persona que reclama de todo, tal cual el instructor, pero, por favor, eso es justo lo que no quiero para mi vida. Así que tomo la decisión de volver a sonreír siempre, recordar que nada es personal y que puedo ser feliz y jugar con los fatos de la vida.

 

Padrão
EU

Deseo de vivir

deseo de vivir

Hace 15 días que me pregunto; si tuviese todo el dinero del mundo sería feliz?

Hace 15 días que me pregunto; qué me hace feliz? Qué me hace triste? Qué es la felicidad? Quién soy yo?

No sabía contestar, con la fuerza del sol de verano de Rio de Janeiro, la fuerza del sol de las 12 horas, que es capaz de freír a uno huevo en la carretera. Ahora, tengo más dudas.

Supe que la mujer de un compañero, tiene solo 6 meses de vida. Ella tiene solo 42 años, pero tiene solo 6 meses de vida. Y yo que quiero vivir hasta los 104 años? Pero no quiero la vida insípida que llevo hoy. Quiero emoción, quiero pasión, quiero vitalidad.

Miro para tí, jugado al sillón, mirando la pantalla y pienso; y si el médico comenta que tienes solo 6 meses de vida? Me quedaré triste y te lo daré todo lo que me pida, pero no tendré como borrar la notícia y darte la vida que no tuviste mientras tenía tiempo. Para vivir, primero de todo, hay que desear vivir, no sobrevivir.

Ahora mis dudas son mayores, si descubro que las personas que hoy son más importantes para mí, se mueren en 6 meses, qué hago? Parte de mí contesta que me voy junto de tanto llorar, parte de mi dí que sobrevivo y aprendo a vivir.

No quiero que te vayas para que aprendas a vivir!

Ahora puedo contestar a otra pregunta, no necesito de todo el dinero del mundo para ser feliz, necesito solo del justo para pagar las cuentas y comer con algun lujo. Lo que necesito para ser feliz es que tu decidas vivir y no sobrevivir.

Padrão
Coach e Meta, EU, Viver na Espanha, Viver no Exterior

Objetivos

2019.jpg

En la ultima semana de 2018, dediqué mitad de un día en un arduo trabajo. Definir mis metas para 3 y 6 meses a mayores de 1, 2, 4 y 8 años. Una vez que las defini, construí un plan de acción para los objetivos de hasta 1 año. No construí el plan de acción para 2, 4 y 8 años, pues necesitaba caminar con lo construído para validar si estaba en el camino y hacer los ajustes si fuese necesario, eso pues, las metas de estos años estaban vinculadas a mi conquista de 2019.

Resulta que, hoy a 09 de enero, ya he cambiado todo mi plan para este año. Lo reduje a uno objetivo laboral, uno personal y uno familiar. La conquista de cada uno de estos objetivos me será más sencilla, una vez que estaré focada, lo que no significa que lo tendré fácil. Mi objetivo laboral está mayor, más duro y a la vez sigue realista. Mi objetivo personal, fue reducido a 1 pero composto de 2 partes, lo que hace que sea más trabajoso. Y mi objetivo familiar será como la premiación por la conquista del laboral y personal. Qué? No has comprendido nada, verdad?

Te explico y comento mis objetivos para que así tenga mi punto de presión para conquistarlos. Mis lectores serán mis cómplices del progreso y conquista de mis objetivos.

Mi objetivo laboral: Seguir en la empresa que trabajo. A principio de febrero completo 1 año en esta empresa, muy poco tiempo, quiero más, 2, 3, 5 años. Cuantos pueda. Soy muy amarilla y me encanta serlo. Para esto, voy a consolidar mi posición, mis resultados y mi ganancia, para plantear nuevas oportunidades en la misma empresa. O sea, en resumo, consolidar para crescer mucho. Hablando así parece fácil, pero te lo garanto que no lo és. Mi trabajo no es para nada fácil y a la gran mayoría le acojona la venta a puerta fría. Quiero ser una referencia en mi delegación y para tanto tengo mucho que hacer, aprender, consolidar y conquistar para crescer.

Mi objetivo personal que estaba lleno de cosas, como adelgazar, estudiar, hacer y hacer. Lo reduje a escribir mi libro, que ahora a cambio serán dos libros. Ya tengo los temas y públicos definidos, ahora toca trabajar. Adelgazar y estudiar siguen en mi deseo, pero no los veo como metas, pero sí como necesidades, por eso los quité de mi lista. Entendo que tienen que ser parte de mi cambio de actitud para las conquistas de cada uno de los objetivos que defini.

Mi objetivo familiar, hacer una viaje de 10 a 15 días con mi família, para conocer un sítio que vamos a elegir juntos. Será nuestro premio por todas las conquistas, las mías, de mi marido y de mi hijo.

Sí, mi hijo con 12 años también tiene un objetivo a ser conquistado. Busco que él esté preparado para la vida adulta, por eso le enseño a definir un objetivo y construir un plan de acción. Él ha definido tres objetivos, pero le expliqué que lo considerábamos uno, de momento, para que él no se perdera por el camino. Poco a poco llegamos lejos, fue lo que le expliqué. Estoy contenta con lo que planeamos y en cómo conduce la situación con mi hijo y conmigo.

Ahora toca trabajar y hacer deste el mejor año de nuestras vidas.

best year ever

Padrão
Sem categoria

Tarde o temprano

mujer ventana

Escribir, escribir, escribir, quiero escribir pero… tum, tum, tuummmmmm.

– Llega Diego! – así grita la voz por arriba de mi cabeza.

Dios, quiero escribir, todo lo que tenía planeado hasta que llegué a mi portátil se foi con tanto ruído que hacen los vecinos. Mis dedos teclean al ritmo de la musica electrónica que toca, sinto sobre mi cabeza los pulos de Diego al ritmo de la musica. Pero, no me sale nada bueno en lo que escribo. Son solo palabras soltas al aire. Miro para el techo y penso: – Por favor, son las 10 de la mañana de un domingo, estoy de vacaciones y ayer me acosté cuando ya eran las 5 de hoy.

– Por favor, que haga silencio! – grito, en m’ cabeza, mientras tapo los oídos con las manos.

No había manera de suavizar las batidas de la musica. Por eso me levanté. Una ducha, para despertarme. La agua fría del invierno me hice sentir calambres. Y salté para entrar en calor. Salté al ritmo de la musica que Diego escucha.

En la cocina, vi los restos de ayer. Pero no los quiero sentir. Hice un café y me senté aquí junto a mi portátil, para escribir. Es lo que sé hacer de mejor. Es lo único que hago y recibo elogios.

Ayer, o hoy, no lo sé en que momento. Lo que debería estar roto, se rompió de vez. Eduardo se fue. Dijo que no podía seguir. Cogió una bolsa de plástico, metió sus ropas y el cepillo de dentes y se largó. Yo? Me quedé calada. Como sigo.

Soy tan aferrada a lo correcto, a lo políticamente correcto, que no lo veo bien lo que hice. Irse sin hablar, sin explicar lo que pasaba. En la realidad, ya se notaba raro, nuestra relación ya no era la misma. Siete años y ya casi no compartíamos nuestras vidas, solamente la cama, sin pasión. Tarde o temprano eso pasaría. Pero no lo imaginaba así. Estábamos en el sofá, vendo una de sus películas de comédia. Él tomando su cerveza y yo nada. Cuando se levantó pensé que fuese a por otra cerveza. Tardo uno cuarto de hora y oí la puerta del piso cerrar, sin llave. Caminé por la casa y vi, la puerta del armário abierta y el vacío. Sobre la cama una hoja escrito; “Perdón, no soy capaz. Me largo.”  En este momento, cerré la puerta con llave y volví para el sofá, vi la película y la otra y la otra, hasta que dormí.

Recuerdo la noche y pienso mejor. Sinto. No veo dor. Que pasa en mi cabeza? Ganas de llorar? No, ninguna. Ganas de gritar? Tampoco. Ganas de follar? Sí, pero no con Eduardo. Ella me viene a cabeza. – Laura! – digo su nombre. Es la primera palabra que mi boca expresa desde que Eduardo se fue. Estoy loca! Cómo puedo desear a Laura? Ella tan segura de si, en realidad, es la persona más hermosa que he conocido. La personalidad, que a principio me alejó de su presencia, a los pocos días ya me atraía, como un imã. Laura, parece dura, pero solo és reservada. Recuerdo una vez que estábamos al ascensor, habían otras tantas personas, llegábamos atrasadas para la reunión. El ascensor lleno, Laura se quedó al fondo conmigo. Ohhh, su perfume. Cuando el ascensor paró en nuestra planta y nadie se apartó, ella me cogió de las manos y juntas salimos. La reunión? No me recuerdo nada de lo que dijeron. Pasé toda el tiempo sentindo su perfume y su toque. Lo mismo que sinto ahora.

Estoy enamorada, de una mujer. Qué dirá mi família? Qué hacer?

 

 

Padrão
EU, Viver na Espanha, Viver no Exterior

En un café

foto_cor_mesa_2cadeiras_mora_150217

En el equipo de son toca Bruno Mars, intento me recuerdar el clip y el nombre de la musica, pero soy incapaz. Mi pierna no responde a mis comandos y tembla al ritmo de la musica. Junto con la pierna vá la pluma de mi bolígrafo, poniendo al papel todo lo que viene en la misma velocidad que sona la musica.

Me encanta oír musica, mientras vivo.

Estoy en un café, al centro antiguo de mi pueblo. Ambiente moderno, femenino y muy agradable. Las personas van y vienen. Comen y hablan sin parar. Todos ausentes al momento, al frío, al sonido fuerte que llena el vacío de las mesas. La camarera no tiene tempo para oír la musica, tiene su cabeza llena del sonido de los clientes. Sola comanda esta orquestra de personas que van y vienen. En una mesa, nadie se aproxima, nadie senta. Tiene una placa que pone: reservado.

Quién se sentará ahí, me pregunto.

Dos sillas que se miran en el silencio de este espacio, junto a una pared con dibujos de flores. De onde estoy, observo a todos y a todo, mientras escribo sin parar, al ritmo de la musica que cambia. Ahora suena una canción de Lady Gaga. Son musicas modernas, y americanas. Disuenan con el centro antiguo de mi pueblo que ahí está desde el século IX.

Hasta que… Silencio… El sonido se cansó de ser observado.

Padrão